Un médico, jugando a dios
Vio a un paciente por la tarde
Y después de recetarle
medicinas, un montón,

No hubo forma de curarle.
Al momento que murió
Pensó, sin duda, el doctor
Que era una desgracia grande

Y menuda desazón
Decirle a los familiares
Porqué motivo murió

Pero…. la vedad mejor
Le dio no sé qué al instante
Y no lo salvó ni dios.

<< Índice de Poemas >>

15585

RECIBA MIS ESCRITOS POR EMAIL

Suscríbase a nuestro boletín electrónico.

15856
Ir arriba