El 
gobierno nos quiere hacer creer lo increíble. Entre otras cosas, que las penas son desproporcionadas. En el siglo XIX, a los promotores del proçes les habrían aplicado la pena de muerte, por el llamado delito de lesa patria. En  el código actual, – que  ya es de la democracia – la sedición es un delito equiparable a la violación. 

Veamos como contemplan en Europa tal delito, según copia del ABC 

El sistema judicial norteamericano denomina «seditious conspiracy» a la forma más grave de atentado contra el Gobierno de EE.UU. 

Alemania castiga con prisión perpetua o prisión de al menos 10 años al que, con fuerza o amenaza de fuerza, emprenda acción para socavar la existencia continuada de la República Federal de Alemania; o para cambiar el orden constitucional. 

En Francia, el código penal castiga con penas de especial gravedad los ataques a la independencia de la Nación, la integridad de su territorio y su seguridad.

En Italia, el código penal sanciona con una pena privativa de libertad no inferior a 12 años los ataques violentos contra la integridad, independencia o unidad del Estado. 

En Bélgica, el atentado que tenga por objeto destruir o cambiar la forma de gobierno o el orden de sucesión al trono se castiga con pena de 20 a 30 años, imponiendo la misma pena al delito consumado y al intentado.

En Portugal se castiga como delito de traición, con una pena de 10 a 20 años de prisión, a quien con abuso de funciones soberanas, intenta separar de la patria una parte del territorio portugués.

En España, el Gobierno quiere indultar a los presos condenados por sedición por el Supremo. Y reformar el delito de sedición para rebajar las penas. Es decir, todo lo contrario a lo que hacen los países de nuestro entorno, y nosotros mismos hasta ahora: proteger la soberanía y la unidad nacional.

15585

RECIBA MIS ESCRITOS POR EMAIL

Suscríbase a nuestro boletín electrónico.

15856
Ir arriba