Dicen de un mudo que un día
Por sus gestos pregonaba
Lo mucho  que cantaría
Cuando le diera la gana.
Sus amigos discutían
Y aunque  algunos se callaban
La mayoría admitía
Por el énfasis que hacía
Que puede que lo lograra
Se intercambiaron apuestas
Se discutía en los bares
Se reñía en las familias
Y  evitando grandes males
Con tambores y timbales
Juró que lo probaría
Contrataron una orquesta
Y ante la ciudadanía
Con micrófono en la mano
Hizo un gesto muy extraño
Y gritó… lo que podía
Eso pasó el otro día
En una región de España
Un payaso presumía
Que iba a crear de la nada
Una bella sinfonía
Y le salió el gran rebuzno
Como el mundo suponía.
   
MORALEJA
Quizás la mente te dijo
Que eres un dios sempiterno
Pero, en verdad, solo eres
Una especie de trilero
Que engañaste a Cataluña    
Y acabaste en el talego.

15585

RECIBA MIS ESCRITOS POR EMAIL

Suscríbase a nuestro boletín electrónico.

15856
Ir arriba