Cuentan de un asno que un día
Pastando por un gran campo
Le tocó la lotería
En forma de suave manto
Cristo al cuello y paja fina
No fue santo, por lo visto,
Pues rebuznaba a porfía
Pero lo hicieron obispo
Que es menos categoría
Pero se alcanza lo mismo.
A pesar de tan gran cargo
El jumento coceaba
Igual que Sánchez obraba
Pues lo hicieron Secretario
Y con su no, pateaba
MORALEJA
Este Sánchez y el buen asno
Son una buena cuadrilla.
Aquel, por lograr el cargo,
Cocea de maravilla.

<< Índice de Artículos> >

15585

RECIBA MIS ESCRITOS POR EMAIL

Suscríbase a nuestro boletín electrónico.

15856
Ir arriba