Yo estaba al otro lado de la luna
Donde empieza el otro mundo
Donde Dios se encuentra siempre oculto
De los mortales que no lo han visto  nunca
Yo estaba al otro lado de la luna
Donde dios y el sol sólo eran uno
Y como dios brillaba más, fue el que dispuso,
Que el camino  del amor fuera tortura
Yo estaba al otro lado de la luna
Y escuché tal mandato con asombro
Pues tu amor para mi, era fortuna
Otra vez Adán y Eva con su antojo
Manzana y paraíso se derrumban 
Pero mi amor por ti, nunca fue enojo
15585

RECIBA MIS ESCRITOS POR EMAIL

Suscríbase a nuestro boletín electrónico.

15856
Ir arriba